martes, 11 de septiembre de 2012

"Decepción (Exceso De Ilusión)" 0060


(Todo lo que va a leer es falso y verdadero. Cualquier parecido con la realidad es coincidencia. Buscada, pero coincidencia...)

Sí. Soy de ésos. Me dejo llevar por la ilusión. En todo. En los juegos, en las fiestas, en las relaciones con la gente. Me ilusiono fácilmente, y la mayor parte de las veces sin motivo. Pero de eso me doy cuenta más tarde.


No nos engañemos, tan malo es, en esto de ilusionarse, pecar por exceso que hacerlo por defecto. Pero, al menos, el que no se ilusiona nunca, no se lleva decepciones. O se las lleva más pequeñas, si acaso. Me ilusiono con mi equipo. Me ilusiono con un videojuego. Me ilusiono en una boda. Me ilusiono en un Torneo Medieval. Me decepciona que mi equipo pierda la final (a veces pasa). Me decepciona que el videojuego se acabe muy pronto o sea demasiado difícil (casi siempre pasa). Me decepciona no encontrar a mi media naranja en una de las damas de honor de la boda (no pasa nunca). Me decepciona que en la Justa gane el Caballero Negro (esto pasa siempre). Un suponer, claro. Me ilusiona que me digas que quieres tomarte un café conmigo, pero me decepciona que te lo plantee tres veces y ninguna te venga bien. Me ilusiona que me digas que me vas a llamar, pero me decepciona que no lo hagas. Me ilusiona  conocerte, pero me decepciona haberte conocido. Y me fastidian estas cosas sobre todo cuando no soy yo quien te he buscado. Tú viniste a mí, nos conocíamos apenas de vista y me hablaste. Mi sentido arácnido se volvió loco, sólo me decía "¡Peligro! ¡Peligro!", pero no hice caso. Y al final me llevo una decepción, por el exceso de ilusión.

Pero ya basta. Ya he acabado. No quiero jugar más a esto. Me declaro oficialmente desilusionado. No responderé a las miradas de la gente, ni a las sonrisas, ni a los arrumacos extemporáneos. Nada de lo que nadie haga o me diga me hará cambiar de opinión. Me declaro lobo solitario, aún viviendo en una manada. Como dice la canción, nunca llevaré el corazón encima, por si me lo roban...

(Por cierto, si alguien lee esto y se da por aludido, que se olvide. No tengo tan mal gusto como para airear mis trapos sucios aquí, y a quien podría interesarle está fuera de estos ámbitos. Así que no seáis egocéntricos...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario